¿Nueva vía para el tratamiento de la infertilidad?

Según publicaciones  del lunes 27 de Febrero de 2012, se abren las puertas al fin de la infertilidad. Investigadores estadounidenses del Vincent Center for Reproductive Biology del Hospital General de Massachusetts (EEUU) demuestran la existencia en la mujer adulta de células pluripotenciales capaces de producir óvulos. Aunque aún quedan muchas preguntas que responder,  las células madre  podrían generar un banco de óvulos ‘ilimitado’.
Estos experimentos vienen a contradecir lo que se ha creído desde hace más de 50 años sobre que la mujer nace con un número limitado de células germinales que maduran y producen óvulos y más allá del climaterio no puede generar nuevos gametos.
En los experimentos con humanos que Tilly y su equipo llevaron a cabo, aislaron células madre germinales de ovarios humanos y observaron que se diferenciaban en otras que mostraban patrones genéticos como los de los oocitos y, además, tenían la mitad de carga genética, exactamente igual que los gametos. Al transferirlos a tejido ovárico humano injertado en ratones, estas células produjeron folículos (estructuras germinales de los óvulos).
Según Tilly, todos estos resultados conforman la “prueba de concepto de que las células madre oocíticas, reintroducidas en el tejido ovárico humano adulto, desempeñan la función esperada al generar nuevos oocitos que son rodeados por células del huésped para formar nuevos folículos”.
Si se confirma el descubrimiento, se podría haber encontrado un camino para terminar con la infertilidad femenina provocada por la edad o la enfermedad. Las mujeres a partir de los 40 años de edad presentan menores niveles de ovocitos y con peor calidad y en el caso de que se pudieran obtener a partir de células madre procedentes del propio ovario de la mujer supondría un gran paso adelante y se solucionaría un problema con el que se cuenta actualmente que es la falta de donantes de óvulos para llevar a cabo muchos tratamientos de fertilidad.
Habrá que estar atentos a próximas investigaciones para ver si diferentes grupos de investigación reproducen su estudio y obtienen las mismas conclusiones. Así, se conseguirá dar validez a su teoría.

Fuente: El Mundo

This entry was posted in Fertilidad. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *