Ana Mato y la infertilidad

Pocos días lleva la ministra Ana Mato y ya empieza  a tomar las primeras decisiones controvertidas o, por lo menos, que no pasan inadvertidas.  Recientemente ha declarado públicamente que la no es una patología y ha reconocido que el Estado no está en condiciones de afrontar el gasto que supone el tratamiento. Sin duda, la ministra ha abierto el debato de si la es una patología y por lo tanto debería considerarse una prestación sanitaria pero ha sido bastante tajante en este tema, dando el no por respuesta a ambas preguntas.
Desde que conoció la noticia, ya existen diversas iniciativas contra la decisión de la ministra. Desde la Asociación Española de Ovarios Poliquísticos han lanzado una nota en la que recogen el total desacuerdo con las medidas tomadas recientemente con respecto a este tema. Argumentan que son muchos los afectados, tantos hombres como mujeres, que tienen enfermedades que les impiden tener hijos y reclaman más atención por parte de las autoridades públicas para este colectivo, según ellos, incomprendido por la sociedad y que muchas veces se ven obligados a afrontar el coste de este duro proceso para evitar la lista de espera pública.
El ritmo de crecimiento de la infertilidad, 16000 casos al año, refleja la necesidad  las administraciones públicas tomen partida en este asunto para facilitar el acceso de las mujeres o parejas que no pueden tener hijos de manera natural a los tratamientos de fertilidad. Habría que plantear si las administraciones públicas son corresponsables de la infertilidad puesto que algunas de sus decisiones de orden socioeconómico están ligadas con factores de incremento de la infertilidad hoy en día.
España es uno de los países con la tasa de natalidad más baja de toda Europa y  es necesario que las autoridades reaccionen trabajen en este sentido y recortes como éstos no son precisamente los que ayudan a incrementar esa tasa.

This entry was posted in Fertilidad and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *