Buenas noticias para las mujeres con infertilidad uterina

Hace unos días se ha desarrollado con éxito el primer en una oveja, lo que puede suponer un punto de partida para replicar la técnica en seres humanos e intervenir a mujeres con uterina.

La operación la realizaron médicos suecos y argentinos en el país sudamericano durante más de cinco horas, durante las cuales se extirpó el útero de una oveja y se le volvió a implantar. Tras la cirugía el útero recuperó su función y vascularización, y volvió a trabajar con normalidad.

Los riesgos de esta operación son los mismos que los de cualquier otro trasplante, pero es un caso en el que hay dos ventajas. Por una parte, el público “objetivo” son mujeres sanas que lo único que les ocurre es que han nacido sin útero o que lo han perdido por alguna causa médica, a diferencia de otros trasplantes que se hacen por problemas con determinados órganos o enfermedades. Por otra, es que el útero trasplantado puede mantenerse durante el tiempo que cumpla su función (el tiempo para que la se quede embarazada las veces que quiera) y después extraerlo, y retirando la medicación inmunosupresora.

El ensayo estuvo dirigido por los cirujanos suecos Mats Brännström y Pernilla Dalhm Kahlr, del equipo de médicos con experiencia en este campo que durante 2012 y 2013 consiguió trasplantar con éxito siete úteros en mujeres en Suecia, tras más de diez años de investigación. Para los siete transplantes se utilizaron los úteros de las madres de las pacientes. Cinco de las mujeres trasplantadas pudieron tener hijos y gestar a sus bebés en su útero (en el de sus madres, es decir, en el que ellas mismas se habían desarrollado).

Además, la operación fue retransmitida en directo y seguida a través de una pantalla por los asistentes del Foro Internacional “Trasplante Uterino, de la Utopía a la Realidad”, organizado por la Asociación Latinoamericana de Medicina Reproductiva (Almer).

Esperemos que este sea el primer paso para resolver definitivamente la infertilidad uterina, esta malformación congénita que afecta a una de cada 4.000 mujeres en el mundo.

This entry was posted in Operaciones y tratamientos and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *