Desmotando más mitos sobre la infertilidad

La infertilidad tradicionalmente ha estado plagada de mitología.  Es muy común, por ejemplo, eso de que existen determinados alimentos y terapias naturales que aumentan la fertilidad (e incluso la virilidad) o también, muy extendido, el hecho de que las costumbres socioculturales no afectan a la tasa de fertilidad.
Tanto una como la otra no son ciertas o, por lo menos hasta la fecha, no se tiene conocimiento de evidencias que demuestren el primer caso. Lo que sí está comprobado es lo contrario, trastornos alimentarios interfieren en la infertilidad femenina. En el segundo caso, el estilo de vida y las costumbres culturales y sociales han aumentado la tasa de infertilidad. Así, por ejemplo, las parejas actuales retrasan cada vez más el momento de tener un hijo y esto acarrea en muchos casos problemas de infertilidad.
Uno de los mayores mitos sobre la infertilidad es que que esta, la infertilidad, está asociada a la acción de los anticonceptivos. Es muy popular la creencia de que la utilización de métodos anticonceptivos durante un tiempo muy prolongado afecta la fertilidad cuando se dejan de tomar y tendrán menos posibilidades. Esto no es del todo cierto ya que el uso de anticonceptivos protege esa fertilidad frente a enfermedades como endometriosis o la aparición de quistes en los ovarios que dificulten la fertilidad. Recientemente, en el marco del curso ‘La anticoncepción y su práctica’, que organiza la Sociedad Catalana de Contracepción de la Academia de las Ciencias Médicas y de la Salud de Cataluña y de Baleares, se ha desmitificado, una vez más, que los anticonceptivos hormonales combinados provoquen esterilidad y reduzcan el riesgo de padecer cáncer de endometrio y ovario. Además de esto, los anticonceptivos hormonales combinados también mejoran la regulación del ciclo menstrual, disminuyen la dismenorrea, el acné y el hirsutismo.
En este sentido, es necesario comentar que la posibilidad de embarazo es inmediata al dejar el tratamiento anticonceptivo sin necesidad del requerimiento de un tiempo de tregua por el uso de las pastillas.
Casos como el aumento, cada vez mayor, de la edad a la que se quedan embarazadas, sí que son determinantes a la hora de ser madre de forma natural. La reducción progresiva de la calidad y cantidad de los óvulos si es decisiva en el proceso y causa de infertilidad en muchas parejas hoy en día.

This entry was posted in Fertilidad. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *