El estilo de vida y la fertilidad

En la búsqueda del ansiado embarazo algunas parejas suelen recibir muchos consejos para mejorar la fertilidad, algunos de ellos sin mucha base científica. Para discernir cuales son útiles y cuales infundados debemos atender a cuales son las causas más habituales de la dificultad para concebir. El aumento de la edad de la futura madre, el , la contaminación ambiental y el consumo de sustancias tóxicas son algunas de las causas más frecuentes de . Realizar algunos sencillos cambios en nuestro estilo de vida puede servir de gran ayuda para aumentar las posibilidades de quedar embarazada.

Es bien conocido que las posibilidades de embarazo son mayores el día anterior y posterior al día de la , lo que hace importante determinar cuales son esos días del ciclo a fin de planificar las relaciones sexuales. Si el ciclo de una mujer dura 28 días – no siempre es así – el día 14 tiene lugar la ovulación. En el caso de ciclos irregulares es recomendable consultar con el ginecólogo.

Después de decir esto es necesario remarcar la importancia de un ambiente relajado para aumentar las probabilidades de la concepción. Un ambiente tenso o un un deseo exacerbado en quedarse embarazada cuanto antes, es el peor aliado para conseguirlo. En muchas ocasiones cuando la pareja se rinde en su pretensión de tener un hijo, es cuando consiguen el éxito. Muchos expertos recomiendan realizar talleres de relajación para combatir es estrés.

Realizar moderado y llevar una equilibrada también es una buena manera de aumentar la fertilidad. Se calcula que aproximadamente un 12% de los casos de infertilidad son consecuencia de un exceso o déficit de peso. Lo mejor es reducir la ingesta de grasas, introducir abundantes frutas y verduras en la dieta, así como eliminar totalmente el alcohol y el tabaco. Por otro lado el ejercicio físico influye en la cantidad de estrógeno que genera nuestro organismo, ya que el 30% de esta hormona procede de la células adiposas. Con la práctica de unos 40 minutos al día de actividad física, siempre moderada, aumentaremos nuestras probabilidades.

Lo fundamental es no obsesionarse con el embarazo y disfrutar del sexo. Hay estudios que demuestran que el orgasmo femenino favorece la llegada de los espermatozoides al cuello de útero. Por tanto, relájense y disfruten.

Fuente: www.esmas.com

This entry was posted in Fertilidad and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *