Mantener la fertilidad

Con las nuevas costumbres sociales que nos rodean hoy en día y la pérdida total al miedo a no poder concebir hijos, principalmente por lo acelerado de nuestra vida y la existencia de servicios de inseminación artificial o donación de óvulos que pueden ayudarnos a soslayar este tipo de problemas, nos han hecho ignorar por completo los factores externos que amenazan nuestra capacidad para engendrar una descendencia sana, saludable, y con futuro.

Vicios como el tabaco, el alcohol o las drogas, no solo pueden ser malos para nuestra salud general sino también para con nuestra capacidad fértil. Además, la alimentación pobre y quizá la consecuente subida de peso también puede afectar a la capacidad de nuestro organismo de disponer de los elementos necesarios para quedar embarazada, o incluso para llevar el embarazo a buen término.

Este problema no solamente atañe a las mujeres: los hombres son mucho más sensibles a los problemas externos en cuanto a la salud y vitalidad de su esperma.

La pérdida de fertilidad puede venir dada no obstante por problemas que no se encuentran bajo nuestro control. Existen multitud de virus, bacterias y hongos que pueden afectar muy negativamente a nuestra capacidad para tener hijos. Por ello es importante realizarse de manera periódica análisis de sangre que nos permitan detectar de manera precoz y a tiempo cualquier tipo de amenaza externa, especialmente porque muchos de estos problemas podrían solucionarse y evitar que vayan a mayores con simples tratamientos con antibióticos.

Recordad no obstante que es muy importante mantenernos medianamente en forma y realizar ejercicio físico con cierta regularidad para mantener nuestro sistema limpio y estable. Hacer ejercicio aumenta nuestras defensas frente a posibles agresiones externas y mejora nuestro rendimiento vital en general.

Así que ya sabéis: no os despreocupéis simplemente porque son problemas con solución o porque existan tratamientos para poder tener hijos aunque tengamos problemas de fertilidad. Es responsabilidad de uno mismo mantenerse sano. ¿Quereis mas consejos para mejorar la fertilidad? Seguid el enlace!

This entry was posted in Fertilidad. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *