No es lo mismo fertilidad que sexualidad

La doctora María Graña, especialista en reproducción humana, ha concedido una entrevista en la que aclara algunos conceptos claves sobre la y la fertilidad. Para empezar, ha desmentido que el coste de los tratamientos de fertilidad sea excesivamente elevado, pues existen muchas parejas de poder adquisitivo medio que acuden a los centros de fertilidad para someterse a un tratamiento y pueden permitírselo.

Según la especialista, la esterilidad sigue teniendo un cierto matiz tabú en la sociedad actual y, en su experiencia, multitud de parejas tiene que hacer muchos esfuerzos para acudir a la consulta ya que no quieren, por ejemplo, dar explicaciones en el lugar de trabajo. El problema es que se confunde la fertilidad con la y se cree que cuando uno tiene un problema de esterilidad también lo tiene en el ámbito sexual, cosa que es totalmente errónea.

María Graña lo tiene claro al fijar el ecuador reproductivo de la mujer en los 25 años y advierte que otro de los problemas a los que se enfrenta es encontrarse con parejas que han retrasado mucho su planificación familiar. A partir de los 40 existe una posibilidad de embarazo mucho menor para la mujer y los riesgos de tener un embarazo problemático crecen, mientras que los hombres son fértiles durante mucho más tiempo pues continúan generando espermatozoides casi toda su vida.

En su experiencia, las técnicas más demandadas son la y la donación de ovocitos, pues las inseminaciones artificiales por ejemplo, tienen un porcentaje de éxito muy bajo. La doctora afirma además que no existe diferencia entre los hijos concebidos con o sin técnicas de reproducción artificiales, (exceptuando el contar o no con material genético de los padres), pues el desarrollo del embrión se produce dentro del vientre materno y es la madre quien modula el cerebro del futuro bebé a través de los neurotransmisores y aportes nutricionales que le proporciona.

 

This entry was posted in Fertilidad and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *