Tag Archives: edad fertil

El número áureo y la fertilidad femenina

Según un artículo aparecido en el diario británico The Guardian, han conseguido hallar una relación entre la proporción áurea y el aparato reproductor femenino.

Un grupo de ginecólogos, dirigidos por Jasper Vergtus, de la Universidad de Leuven en Bélgica, descubrieron una significativa relación entre las dimensiones del útero de una mujer y su tasa de fertilidad.

En la serie de Fibonacci, cada número es el resultado de la suma de los dos números anteriores; la relación entre cada uno de ellos y el anterior tiende a 1’618, conocido como el número áureo. Esta proporción matemática coincide con las dimensiones más agradables para el ojo; es decir, las más bellas. Se puede observar, además de en la naturaleza, en muchas obras de arte, sobre todo en pintura y arquitectura.

También se utiliza en diseño. Por ejemplo en las tarjetas de crédito si dividimos su anchura entre su longitud el resultado es 1’618. Ahora este grupo de médicos holandeses creen haber encontrado un lugar más donde se da esta proporción: en el interior del cuerpo humano.

Afirman poder identificar si un útero es más o menos fértil en función de sus dimensiones. Vergtus y su equipo han medido el útero de 5.000 mujeres mediante ultrasonidos, y han tabulado los resultados, relacionando la edad de sus propietarias con sus proporciones. En el momento del nacimiento dicha proporción es cercana a 2 y va decreciendo con el paso de los años hasta acercarse a 1’46 en las mujeres mayores. En la etapa de la vida de mayor fertilidad en la mujer, según este estudio, las proporciones se aproximan mucho al número áureo.

Este descubrimiento, de indudable interés científico, no tiene de momento ninguna aplicación práctica. No obstante no deja de ser fascinante, que también esté en el interior de nuestro cuerpo, una cifra que ya se sabía presente a nivel atómico, en las plantas o en la estructura de crecimiento de las conchas de varios animales.

Fuente: BBC

Posted in Fertilidad | Tagged , , , , | Leave a comment

Un estudio reabre el debate sobre el reloj biológico femenino

Científicos del Hospital General de Massachusetts (EEUU) y de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) sostienen que el llamado reloj biológico funciona de manera diferente a lo que tradicionalmente se piensa.

Hasta ahora el llamado reloj biológico se basaba en la idea de que los ovocitos disminuyen en número conforme las mujeres van envejeciendo. También en que en los mamíferos los ovocitos no se renuevan tras el nacimiento.

Un nuevo estudio genético afirma que en la edad adulta las mujeres producen nuevos óvulos. Las investigaciones han demostrado que los ovarios de ratonas y humanas adultas contienen células germinales progenitoras, llamadas células madre ovogonias, capaces de dividirse y generar nuevos ovocitos.

Utilizando novedosos métodos genéticos que trazan el número de subdivisiones por los cuales pasa una célula al envejecer, han conseguido contar las veces que las células germinales progenitoras se dividen antes de convertirse en ovocitos.

Frente a la tesis tradicional de que todas las divisiones ocurren antes del nacimiento y todos los ovocitos tienen la misma marca de envejecimiento se ha encontrado algo radicalmente diferente: los óvulos incrementan su edad a conforme lo hacen las ratonas.

El grupo de investigadores afirma que la explicación más plausible es que las células germinales progenitoras en los ovarios prosiguen su división a lo largo de la vida reproductiva, generando nuevos ovocitos.

Jonathan Tilly, director del Centro Vincent de Biología Reproductiva en el hospital general y responsable del grupo investigador ha declarado: “El descubrimiento de las células precursoras de ovocitos en los ovarios de humanas adultas, junto con el hecho de que estas células comparten características con las de sus contrapartes entre las ratonas que producen óvulos plenamente funcionales abre la puerta al desarrollo de tecnologías sin precedentes para superar la infertilidad en las mujeres”.

Sin duda un feliz hallazgo que ha de recibirse con gran esperanza.

Fuente: http://www.el-nacional.com/noticia/44547/25/nuevo-estudio-reaviva-controversia-sobre-el-reloj-biologico-femenino.html

 

 

 

 

Posted in Fertilidad | Tagged , , , , | Leave a comment

El reloj biológico no es solo cosa de mujeres

Más de un 40 por ciento de los casos de parejas que no pueden tener hijos están producidos por la infertilidad del hombre y cada vez son más los varones que acuden a los centros de reproducción asistida en busca de soluciones y concientes de su problema de fertilidad.

A lo largo de los últimos 20 años, la infertilidad masculina ha sido el objeto de las investigaciones de varias instituciones científicas a nivel internacional. Algunos de los resultados obtenidos en estos estudios, indican que entre los 35 y los 39 años la fertilidad masculina empieza a decaer. Lo cual contradice esa vieja creencia de que los hombres son fértiles durante toda su vida.

El Dr. Fernando Neuspiller, Director del IVI Buenos Aires, explicaba recientemente que con la edad, se incrementa la incidencia de fragmentación del ADN y se reduce la cantidad de semen que se produce, decayendo la fertilidad de hombres que fueron perfectamente fértiles durante su juventud.

Los problemas con los espermatozoides son otras de las causas más frecuentes de la infertilidad masculina, un recuento bajo o la falta de movilidad, además de las anomalías genéticas y factores externos como los malos hábitos de vida, son afecciones comunes que afectan a la calidad de las células reproductivas masculinas. El consumo excesivo de tabaco es uno de los factores que más afectan a la calidad del esperma, provocando la oxidación del ADN espermático, incrementando la fragmentación del ADN de los espermatozoides y reduciendo la concentración de espermatozoides en el semen.

Es cierto que la fecundidad masculina, a diferencia de la femenina, se conserva durante toda la vida del hombre. Sin embargo, los estudios más recientes han demostrado que ésta disminuye considerablemente a partir de los 35 años, concretamente, entre un 21 y un 23 por ciento. Los factores sociales y el aumento de la disfunción eréctil también contribuyen al descenso de la fertilidad masculina a medida que crece la edad de los hombres.

La obesidad y el estilo de vida sedentarios, que se extienden como una auténtica plaga entre los hombres del mundo occidental, tampoco contribuyen de manera positiva a la capacidad reproductiva de los varones. Es por ello que las clínicas de reproducción asistida recomiendan a los hombres con problemas de fertilidad que hagan lo posible por adquirir hábitos de vida saludables. Hacer ejercicio con regularidad, una buena alimentación y prescindir de malos hábitos como el tabaco, pueden ayudar al aumento de la fertilidad masculina e incluso a la prevención y el retraso en el descenso de la fecundidad de los hombres.

También se recomienda una abstinencia sexual de entre 2 y 7 días para aumentar la concentración de espermatozoides, de manera que ésta sea óptima en el momento de la relación sexual. Sin embargo, existen tratamientos de fertilidad para la pareja en los casos en que la calidad del esperma es tan baja que ni tan siquiera con una concentración elevada llega a producirse la fecundación.

Del mismo modo, son recomendables las revisiones periódicas para detectar a tiempo posibles anomalías que puedan afectar a la fertilidad masculina. Las insuficiencias hormonales y los trastornos espermáticos y testiculares, son también causas muy frecuentes de infertilidad masculina que pueden ser corregidas si se diagnostican a tiempo.

Posted in Problemas y enfermedades | Tagged , , , , , | Leave a comment

La fertilidad y la edad de la mujer

Después de acabar la carrera, especializarte, encontrar trabajo y tener una situación estable… parece un buen momento para plantearse la maternidad. Pero, ¿qué edad tienen las mujeres entonces? ¿35 años? ¿Es un buen momento para quedarse embarazada? ¿Cómo afecta la edad a tu fertilidad?

En los últimos siglos, la sociedad del primer mundo ha cambiado a un ritmo desorbitado y nuestro organismo no ha tenido tiempo de adaptarse a las nuevas circunstancias. Gracias a los avances médicos, tenemos una esperanza de vida mayor, pero en el caso de la fertilidad, el organismo femenino sigue funcionando a un ritmo diferente al de nuestras vidas. Nuestra edad biológica no es la misma que nuestra edad social, y cuando el organismo femenino se encuentra en su máximo punto de fertilidad, las jóvenes aún no han llegado a ser mujeres socialmente.

Aunque disponemos de cientos de miles de folículos en nuestros ovarios, solo unos cuantos acaban madurando hasta convertirse en óvulos y nuestros órganos reproductivos están programados para dejar de producirlos a los 45 años, como promedio general. La vida activa del ovario es de unos 30 años, tiempo más que suficiente para llevar a cabo su fin reproductivo, pero estos 30 años comienzan demasiado pronto para el ritmo de vida que llevamos hoy en día.

El mejor momento para tener un embarazo, biológicamente hablando, está entre los 25 y los 35 años, cuando nuestros ovarios  han aprendido a lograr la excelencia en cuanto a la maduración de los óvulos. Así es, los órganos femeninos van aprendiendo a ajustar el tiempo de maduración cada vez mejor, por eso los óvulos que se producen en este rango de edad son los mejores. Desde luego, todo esto puede variar y varía de una mujer a otra, pues cada caso es un mundo.

Después de esta edad, una mujer es perfectamente capaz de quedarse embarazada, pero su fertilidad puede ser menor. Por ello, es conveniente que los embarazos que se producen después de los 35 años y, sobretodo, después de los 40, sean monitorizados constantemente por un ginecólogo experto, para evitar posibles complicaciones. Por supuesto, existen tratamientos de fertilidad, donación de óvulos y otros muchos que pueden ayudarnos a tener un hijo en las mejores condiciones.

Esa es la realidad, las mujeres aún dependemos en parte de un organismo que evoluciona a una velocidad menor que el mundo en el que vivimos, pero confiamos en que la medicina avance cada día más, incrementando el número de años de vida activa de nuestros ovarios, para que podamos elegir tener un bebé cuándo y como queramos.

Posted in Fertilidad | Tagged , | Leave a comment