Tag Archives: espermatozoide

Tabaco y alcohol no influyen en la fertilidad masculina

Según una investigación publicada en la revista Human Reproduction la fertilidad no se ve influenciada por la mala vida. Uno de los factores determinantes para conocer las posibilidades de reproducción de un hombre es la movilidad de los espermatozoides. El estudió, sobre una muestra de 2249 hombres de 14 clínicas de fertilidad de varias ciudades de Reino Unido, no encontró una correlación entre unos hábitos de vida saludable y una mayor tasa de actividad en los espermatozoides. Fumar, beber alcohol, el uso de drogas recreativas o el sobrepeso no se consideran causas de infertilidad según el estudio de los investigadores de las Universidades de Sheffield y Manchester.

Sin embargo si que se encontró una relación entre el tipo de ropa interior y la tasa de movilidad de los espermatozoides. Utilizar slips apretados o boxers tiene más influencia sobre la reproducción masculina que el estilo de vida. Los expertos recomiendan, al menos si está pensando tener un hijo, utilizar calzoncillos sueltos para aumentar las posibilidades de embarazo.

Estos sorprendentes resultados no nos deben llevar a relajar nuestras costumbres en cuanto a llevar un estilo de vida saludable. Tanto el tabaco como el alcohol influyen muy negativamente en nuestra salud en general; pero ahora sabemos que no en el caso de la fertilidad como hasta ahora se creía.

Según Andrew Povey “que un hombre fume o no tiene poca importancia. La proporciones de hombres con números bajos de esperma móvil fue similar entre los que habían fumado o fumaban más de 20 cigarrillos diarios. De la misma forma, hubo poca evidencia de algún riesgo asociado con el consumo de alcohol”.

Lo que también ha revelado el estudio es la relación existente entre el tipo de trabajo y la movilidad del esperma. Los hombres que realizaban trabajos manuales en contacto con sustancias químicas potencialmente tóxicas tenían menor tasa de fertilidad.

En resumen, calzoncillos sueltos y trabajo de oficina. Después de trabajar puede tomarse una caña y fumarse un cigarrillo teniendo la conciencia un poco más tranquila. Aunque no se esté cuidando como debería, eso no le impedirá tener hijos.

Fuente: http://www.bbc.co.uk

Posted in Fertilidad | Tagged , , , | Leave a comment

La esterilidad masculina aumenta a causa de los malos hábitos.

En estos últimos años ha aumentado el número de hombres afectados por problemas de esterilidad. Esto se debe a la disminución de la calidad del esperma debido a los malos hábitos tóxicos y alimenticios, a la creciente contaminación ambiental y al sedentarismo. A parte de estos factores también existen otras causas que pueden provocar serias dificultades para concebir como por ejemplo las de tipo eyaculatorias, los trastornos hormonales, las anomalías genéticas, las infecciones en el tracto genital o la alteración en la producción o en las características de los espermatozoides.

Esto da como resultado que aproximadamente el 35% de los problemas de fertilidad en la pareja sean debidas a factores únicamente masculinos. Para detectarlos se pueden realizar diferentes pruebas diagnósticas.

Isidoro Bruna, responsable de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitario Madrid Montepríncipe, explica que el primer paso es solicitar una serología para descartar infecciones como el VIH o la hepatitis.

Descartadas tales infecciones lo siguiente es valorar la fertilidad del esperma -el volumen eyaculado, el número, la morfología y movilidad de los espermatozoides-, mediante un seminograma básico.

En el caso de que se detecte un problema, el paciente deberá acudir aun andrólogo, que valorará, entre otras cosas; cómo ha sido la evolución adolescente y el desarrollo sexual del varón, descartando mediante una exploración física problemas físicos de los testículos.

Otras pruebas a realizar en función de los resultados son el test de capacitación espermática o REM (recuento de espermatozoides móviles), los análisis hormonales (con el fin de valorar si el problema es endocrino o si existe alguna alteración cromosomática), la prueba de la fragmentación del ADN espermático, la FISH y el estudio de meiosis.

En el caso de que el problema masculino no pueda solucionarse mediante un tratamiento hormonal, quirúrgico o farmacológico, es posible recurrir a técnicas de reproducción asistida; bien la inseminación artificial en los casos mas leves, o la fecundación in Vitro con microinyección espermática (ICSI), en los casos más severos.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/07/05/noticias/1341511893.html

 

Posted in Fertilidad | Tagged , , , , , , , , | Leave a comment

El reloj biológico no es solo cosa de mujeres

Más de un 40 por ciento de los casos de parejas que no pueden tener hijos están producidos por la infertilidad del hombre y cada vez son más los varones que acuden a los centros de reproducción asistida en busca de soluciones y concientes de su problema de fertilidad.

A lo largo de los últimos 20 años, la infertilidad masculina ha sido el objeto de las investigaciones de varias instituciones científicas a nivel internacional. Algunos de los resultados obtenidos en estos estudios, indican que entre los 35 y los 39 años la fertilidad masculina empieza a decaer. Lo cual contradice esa vieja creencia de que los hombres son fértiles durante toda su vida.

El Dr. Fernando Neuspiller, Director del IVI Buenos Aires, explicaba recientemente que con la edad, se incrementa la incidencia de fragmentación del ADN y se reduce la cantidad de semen que se produce, decayendo la fertilidad de hombres que fueron perfectamente fértiles durante su juventud.

Los problemas con los espermatozoides son otras de las causas más frecuentes de la infertilidad masculina, un recuento bajo o la falta de movilidad, además de las anomalías genéticas y factores externos como los malos hábitos de vida, son afecciones comunes que afectan a la calidad de las células reproductivas masculinas. El consumo excesivo de tabaco es uno de los factores que más afectan a la calidad del esperma, provocando la oxidación del ADN espermático, incrementando la fragmentación del ADN de los espermatozoides y reduciendo la concentración de espermatozoides en el semen.

Es cierto que la fecundidad masculina, a diferencia de la femenina, se conserva durante toda la vida del hombre. Sin embargo, los estudios más recientes han demostrado que ésta disminuye considerablemente a partir de los 35 años, concretamente, entre un 21 y un 23 por ciento. Los factores sociales y el aumento de la disfunción eréctil también contribuyen al descenso de la fertilidad masculina a medida que crece la edad de los hombres.

La obesidad y el estilo de vida sedentarios, que se extienden como una auténtica plaga entre los hombres del mundo occidental, tampoco contribuyen de manera positiva a la capacidad reproductiva de los varones. Es por ello que las clínicas de reproducción asistida recomiendan a los hombres con problemas de fertilidad que hagan lo posible por adquirir hábitos de vida saludables. Hacer ejercicio con regularidad, una buena alimentación y prescindir de malos hábitos como el tabaco, pueden ayudar al aumento de la fertilidad masculina e incluso a la prevención y el retraso en el descenso de la fecundidad de los hombres.

También se recomienda una abstinencia sexual de entre 2 y 7 días para aumentar la concentración de espermatozoides, de manera que ésta sea óptima en el momento de la relación sexual. Sin embargo, existen tratamientos de fertilidad para la pareja en los casos en que la calidad del esperma es tan baja que ni tan siquiera con una concentración elevada llega a producirse la fecundación.

Del mismo modo, son recomendables las revisiones periódicas para detectar a tiempo posibles anomalías que puedan afectar a la fertilidad masculina. Las insuficiencias hormonales y los trastornos espermáticos y testiculares, son también causas muy frecuentes de infertilidad masculina que pueden ser corregidas si se diagnostican a tiempo.

Posted in Problemas y enfermedades | Tagged , , , , , | Leave a comment

La calidad del semen y la grasa

La obesidad se ha convertido en un ‘mal’ de la sociedad moderna. El estilo de vida actual ha hecho que este problema se incremente y afecte cada vez a persona con menor edad. En concreto, recientemente se ha sabido a través de un estudio que, además de otros muchos factores, la obesidad también afecta a la fertilidad.  La ingesta elevada de grasas saturadas podría afectar a la calidad del esperma.

Se cree que en torno al 40% de las parejas que acuden a las clínica de fertilidad especializadas, presentan un problema de infertilidad masculina además este porcentaje está aumentando debido, entre otras cosas, al estilo de vida actual o la alimentación. La mayoría de estos casos presentan infertilidad relacionada con alteraciones espermáticas derivadas de múltiples factores a los que ahora se ha añadido uno más que afecta a muchas personas en España.

Esta conclusiones fueron sacadas después de la investigación realizada por un equipo del Hospital General de Massachusetts después de analizar 99 hombres que acudieron al servicio de fertilidad durante 2006 y 2010. Las conclusiones son, por una parte, que los hombres que presentan gran índice de grasas saturadas pueden presentar un 43% menos de esperma y una concentración de espermatozoides un 38% menor que los que llevan a cabo un dieta más saludable. Por otra parte, los hombres que incluyen en su dieta alta cantidad de grasas ‘saludables’ como los omega-3 presentaban mejor calidad de semen.

A pesar de que hay que ser cauteloso con los resultados y hay que esperar que se replique el estudio, los resultados parecen ser un buen punto de partida para continuar investigando sobre más personas para ver de qué forma se ve afectada la calidad y cantidad de los espermatozoides. Además de mejorar su salud en general, ya habría otra excusa para reducir la ingesta de grasas de saturadas, beneficiar su fertilidad.

Posted in Problemas y enfermedades | Tagged , , | Leave a comment

Técnicas de reproducción asistida

Los avances científicos permiten que cada vez más parejas que sufren casos de infertilidad grave puedan concebir hijos. A día de hoy las técnicas que se desarrollan más comúnmente son las siguientes:

  • Fecundación in vitro: Los óvulos se fecundan con el esperma en el laboratorio, en una placa de cultivo. El proceso de fecundación se realiza de igual forma que si se desarrollara en el vientre materno. Los embriones se implantan en el útero pasados unos días cuando se han desarrollado.
  • Donación de óvulos: el proceso de fecundación suele ser el mismo que en una fecundación in vitro normal, la diferencia es que el óvulo pertenece a una donante y el embrión no compartirá el ADN de la mujer que lo gestará en su vientre.
  • Inyección intracitoplasmática de espermatozoides: El óvulo es fecundado mediante penetración por inyección del espermatozoide dentro del óvulo. Una vez fecundado el ovocito, el embrión resultante se implanta en el vientre materno de la misma forma que en los casos de fecundación invitro o donación de óvulos.
  • Transferencia intratubárica de gametos: es uno de métodos más invasivos de fecundación artificial y de los menos solicitados. Los óvulos fecundados en el laboratorio se implantan directamente en las trompas de Falopio esperando que se siga el ciclo normal y el embrión se implante en el útero.
  • Transferencia intratubárica de cigotos: a diferencia de la transferencia intratubárica de gametos, en las trompas de Falopio se introduce el embrión, esperando que mediante el ciclo reproductivo normal ese embrión acabe desarrollándose en el útero. Se trata del método más invasivo y el que más riesgo de aborto tiene. Es la fecundación artificial que menos se solicita.
  • Otro tipo de fecundación artificial que se está desarrollando es la transferencia ooplasmática, aunque no está permitida en la mayor parte del mundo y aún se sigue experimentando con ella. Consiste en la introducción del citoplasma procedente del óvulo de una donante en el óvulo materno para que después pueda ser fecundado. Es una técnica muy joven y que aún necesita que se investigue más en ella.
Posted in Operaciones y tratamientos | Tagged , , , , , , , , , | 1 Comment

Transferencia ooplásmica

La transferencia ooplásmica es una técnica derivada de la donación de óvulos, aunque bastante más complicada y costosa.

La transferencia ooplásmica se realiza en casos de infertilidad grave, en los que los óvulos de la mujer infértil están dañados o son de baja calidad. La técnica consiste en inyectar el citoplasma de una donante dentro del óvulo de la mujer que busca el embarazo. Este óvulo modificado se fecunda en el laboratorio con un espermatozoide produciéndose un embrión. Por último el embrión al que ha dado lugar la fecundación se implanta en el útero materno, con la expectativa de que el embarazo se desarrolle correctamente.

A diferencia de la donación de óvulos normal, con la que el futuro bebé no posee el ADN de la madre, en el caso de la transferencia ooplásmica el feto tendrá el ADN del padre, de la madre y de la donante del óvulo cuyo citoplasma se implanto en el óvulo materno.

La transferencia ooplásmica es una técnica que, aunque ha sido utilizada y su eficacia probada, plantea muchas dudas éticas. Puesto que el material genético del bebe queda alterado. Por este motivo su práctica no es legal en muchos países y en muy pocas clínicas de fertilidad se practica este tratamiento.

Para realizar esta técnica hay que seguir los mismos pasos que si se tratara de una fecundación in vitro y/o donación de óvulos: Tanto la madre como a la donante deberán someterse a un tratamiento de estimulación ovárica para que ambas produzcan más óvulos, y que así existan más posibilidades de embarazo. Antes de fecundar el óvulo se implantará el citoplasma del óvulo donado en el óvulo receptor  así seguir el ciclo de la reproducción artificial hasta que los embriones se implantan en el útero materno, esperando que, al menos uno se desarrolle.

Posted in Operaciones y tratamientos | Tagged , , , , , , , , | Leave a comment