Tag Archives: trastornos espermáticos

El varicocele o varices escrotales pueden provocar infertilidad

El varicocele es una anomalía causada por la dilatación de los vasos sanguíneos que drenan la sangre a partir de los testículos. Popularmente se conoce como varices en las venas escrotales. Esta deformación es un problema muy común que afecta a un 15% de la sociedad masculina en torno a la edad de los 15 a 25 años.

En la mayoría de los casos, la parte afectada es la izquierda debido a que la parte derecha del escroto está drenada por la vena cava, la de mayor actividad corporal, mientras que el lado izquierdo drena hacia la vena renal izquierda que posee una menor presión que la anterior, dificultando el flujo sanguíneo.

Teniendo en cuenta que las arterias conducen la sangre hacia los órganos y las llevan hacia el corazón, cuando este falla, la sangre puede quedar estancada provocando esta clase de problemas.

Por ello, cabe destacar que el varicocele es una insuficiencia en el drenaje de la sangre hacia el testículo que conlleva un estancamiento de la sangre provocando un aumento del tamaño venoso. Puede suponer un gran riesgo para la fertilidad y su afección suele ser progresiva, incluyendo el deterioro de las funciones testiculares.

Asimismo, esta dolencia implica un decrecimiento paulatino de la producción de espermatozoide, disminuyendo igualmente la calidad de estos. Con el tiempo el varicocele daña el tejido testicular disminuyendo el tamaño. Someterse a una intervención quirúrgica puede suponer la mejoría del esperma de un 70%.

Posted in Problemas y enfermedades | Tagged , , | Leave a comment

La infertilidad también afecta al sexo masculino

A menudo obviamos que la infertilidad también es una afección que incluye al género masculino. Cabe destacar que el 30% de los casos de infertilidad en parejas que recurren a clínicas españolas tienen como impedimento la infertilidad del hombre, por problemas con la erección, próstata, por la calidad del esperma, etc.

El género masculino cuando sufre este tipo de problemas se suele encerrar en sí mismo, sufriendo de igual forma que las mujeres, sin embargo al no expresar sus sentimientos, esa frustración termina reflejándose con ira o resentimiento. Hay culturas en las que los hijos son símbolo de riqueza y continuidad de la estirpe, con lo que un hombre que no tiene descendencia no es tratado con el mismo respeto. Aunque en la cultura europea no exista este pensamiento, el hombre tiende a frustrarse por pensar que ha perdido su hombría y a causa de ello sufre un gran impacto emocional llegando a provocar serias depresiones. En casos puntuales afecta tanto a la autoestima que llega a crear situaciones de conflicto en la pareja.

Cuando nos encontramos ante esta situación, es necesario hacer saber que esta situación es común y que los sentimientos surgidos de ella, como la ira, forman parte de esta primera etapa, pero una vez que se trabaja sobre la materia se hace necesario hacer recapacitar a través del diálogo que la infertilidad es un problema de los dos individuos de la pareja.

Es fundamental tener una actitud asertiva y posicionarse en el lugar del otro y ser conscientes de que la mujer también sufre, por lo que si no se habla el tema la pareja se irá distanciando inevitablemente. Si se necesita ayudas de terceros para poder expresar dichos sentimientos, lo mejor será acudir a un psicólogo, con el cual trabajará en materia de autoestima.

Posted in Fertilidad | Tagged , , | Leave a comment

El reloj biológico no es solo cosa de mujeres

Más de un 40 por ciento de los casos de parejas que no pueden tener hijos están producidos por la infertilidad del hombre y cada vez son más los varones que acuden a los centros de reproducción asistida en busca de soluciones y concientes de su problema de fertilidad.

A lo largo de los últimos 20 años, la infertilidad masculina ha sido el objeto de las investigaciones de varias instituciones científicas a nivel internacional. Algunos de los resultados obtenidos en estos estudios, indican que entre los 35 y los 39 años la fertilidad masculina empieza a decaer. Lo cual contradice esa vieja creencia de que los hombres son fértiles durante toda su vida.

El Dr. Fernando Neuspiller, Director del IVI Buenos Aires, explicaba recientemente que con la edad, se incrementa la incidencia de fragmentación del ADN y se reduce la cantidad de semen que se produce, decayendo la fertilidad de hombres que fueron perfectamente fértiles durante su juventud.

Los problemas con los espermatozoides son otras de las causas más frecuentes de la infertilidad masculina, un recuento bajo o la falta de movilidad, además de las anomalías genéticas y factores externos como los malos hábitos de vida, son afecciones comunes que afectan a la calidad de las células reproductivas masculinas. El consumo excesivo de tabaco es uno de los factores que más afectan a la calidad del esperma, provocando la oxidación del ADN espermático, incrementando la fragmentación del ADN de los espermatozoides y reduciendo la concentración de espermatozoides en el semen.

Es cierto que la fecundidad masculina, a diferencia de la femenina, se conserva durante toda la vida del hombre. Sin embargo, los estudios más recientes han demostrado que ésta disminuye considerablemente a partir de los 35 años, concretamente, entre un 21 y un 23 por ciento. Los factores sociales y el aumento de la disfunción eréctil también contribuyen al descenso de la fertilidad masculina a medida que crece la edad de los hombres.

La obesidad y el estilo de vida sedentarios, que se extienden como una auténtica plaga entre los hombres del mundo occidental, tampoco contribuyen de manera positiva a la capacidad reproductiva de los varones. Es por ello que las clínicas de reproducción asistida recomiendan a los hombres con problemas de fertilidad que hagan lo posible por adquirir hábitos de vida saludables. Hacer ejercicio con regularidad, una buena alimentación y prescindir de malos hábitos como el tabaco, pueden ayudar al aumento de la fertilidad masculina e incluso a la prevención y el retraso en el descenso de la fecundidad de los hombres.

También se recomienda una abstinencia sexual de entre 2 y 7 días para aumentar la concentración de espermatozoides, de manera que ésta sea óptima en el momento de la relación sexual. Sin embargo, existen tratamientos de fertilidad para la pareja en los casos en que la calidad del esperma es tan baja que ni tan siquiera con una concentración elevada llega a producirse la fecundación.

Del mismo modo, son recomendables las revisiones periódicas para detectar a tiempo posibles anomalías que puedan afectar a la fertilidad masculina. Las insuficiencias hormonales y los trastornos espermáticos y testiculares, son también causas muy frecuentes de infertilidad masculina que pueden ser corregidas si se diagnostican a tiempo.

Posted in Problemas y enfermedades | Tagged , , , , , | Leave a comment