Transferencia ooplásmica

La transferencia ooplásmica es una técnica derivada de la donación de óvulos, aunque bastante más complicada y costosa.

La transferencia ooplásmica se realiza en casos de infertilidad grave, en los que los óvulos de la mujer infértil están dañados o son de baja calidad. La técnica consiste en inyectar el citoplasma de una donante dentro del óvulo de la mujer que busca el embarazo. Este óvulo modificado se fecunda en el laboratorio con un espermatozoide produciéndose un . Por último el al que ha dado lugar la fecundación se implanta en el útero materno, con la expectativa de que el embarazo se desarrolle correctamente.

A diferencia de la donación de óvulos normal, con la que el futuro bebé no posee el de la madre, en el caso de la transferencia ooplásmica tendrá el del padre, de la madre y de la donante del óvulo cuyo citoplasma se implanto en el óvulo materno.

La transferencia ooplásmica es una técnica que, aunque ha sido utilizada y su eficacia probada, plantea muchas dudas éticas. Puesto que el material genético del queda alterado. Por este motivo su práctica no es legal en muchos países y en muy pocas clínicas de fertilidad se practica este tratamiento.

Para realizar esta técnica hay que seguir los mismos pasos que si se tratara de una fecundación in vitro y/o donación de óvulos: Tanto la madre como a la donante deberán someterse a un tratamiento de estimulación ovárica para que ambas produzcan más óvulos, y que así existan más posibilidades de embarazo. Antes de el óvulo se implantará el citoplasma del óvulo donado en el óvulo receptor  así seguir el ciclo de la reproducción artificial hasta que los embriones se implantan en el útero materno, esperando que, al menos uno se desarrolle.

This entry was posted in Operaciones y tratamientos and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *